Nuevo Marketing por Feliz Muñoz

Nuevas Oportunidades, Nuevo Marketing

Nueva era. Nuevas oportunidades para un nuevo marketing.

En esta ocasión os traigo una conferencia que he escuchado vía Podcast de Félix Muñoz bajo el título “Nueva era. Nuevas oportunidades para un nuevo marketing”, que se impartió dentro del marco “The Future of Advertising” en la República Dominicana, aunque he introducido algún comentario, puntualización o contexto.

Félix es una persona que no conocía y que desde luego vale la pena seguir. Como explica en su conferencia, debido a los cambios que se han producido en los últimos años (crisis económica y el boom del digital) las agencias necesitan entender el mundo donde se mueven para poder conocer el futuro en el que van a actuar.

Pero, de todo lo que dice ¿con qué me quedo? Con varias cosas.

Me gusta el ejemplo que pone de Coca Cola, una marca que lleva 130 años haciendo prácticamente el mismo producto y que cada día tiene que innovar para ver cómo cuenta su producto a sus clientes. Sabemos que la comunicación es básica, pero el estar en contacto con los usuarios y ver cómo lo comunicas es fundamental. Por tanto, no es cuestión tanto de cómo es tu producto, sino de cómo lo transmites.

Así, hay que estudiar para saber y estar al día de por dónde va la comunicación. En un mundo tan dinámico, sino estás atento, las evoluciones son tan rápidas que te quedas desfasado.

Y es que, pese a que todos recibimos impactos comerciales de forma diaria, apenas recordamos alguno. No los retenemos. La publicidad se dedica a rellenar huecos (publicidad, banners, periódicos, radios, etc.). Hacen campañas que se pierden. Se siguen midiendo en impactos, pero estos no valen para nada si no se convierten en memoria de los usuarios. Todavía estamos basados en el modelo de la repetición, hacer muchas veces lo mismo, independientemente del éxito (que en algunas ocasiones es ninguno). La gente se ha hecho indiferente a nuestras acciones.
Al final todo esto ha traído falta de credibilidad, ya que hemos saturado tanto a los usuarios que estos solo piensan que queremos vender nuestro producto a toda costa y que es sólo eso, publicidad y comunicación comercial. No hay más detrás. Pero la publicidad debe de ser creíble para ser efectiva.

Las agencias para poder ser eficientes y efectivas deben cambiar su forma de trabajar y necesitan:

  • Dejar de producir campañas que dejen huellas y pasen a construir marcas.
  • Deben tratar con los responsables de los negocios.
  • Deben implicarse con la estrategia para poder conocerla y definir buenas campañas.
  • Las ideas deben cobrarse, sino pierden calidad o se regalan y se termina perdiendo talento.
  • Una agencia no puede hacer lo que quiere el cliente, ya que el cliente no sabe todo lo que la agencia es capaz de hacer, todo lo que puede o es capaz de desarrollar.
  • Deben desarrollar relaciones de partners y visiones a medio y largo plazo con los clientes.
  • Se sigue invirtiendo donde antes funcionaba sin tener en cuenta que el negocio ha cambiado.
  • La creatividad se está tratando como una comodity y eso es un peligro.
  • Todos los negocios, hoy en día, tienen que ver con lo digital. Todos se ven afectados por lo digital, sobre todo la interlocución.

El único objetivo de la comunicación es influir, influir en las personas.

Cuando se le pregunta a la gente qué es lo que más le influye, la respuesta es clara: la publicidad se alza como factor determinante. Pero hay más aspectos que determinan estas percepciones como lo que se dice en prensa o en los programas de televisión. El método más influyente continúan siendo las recomendaciones, cuyo impacto se ha visto redimensionado de forma brutal por el medio digital, que nos ha proporcionado nuevos canales de comunicación. Ya no sólo hablan los conocidos, sino que hablan los desconocidos, y no sólo tenemos que gestionar los comentarios de los que conocemos, sino que tenemos que gestionar los comentarios de aquellos que no conocemos en foros, blogs, redes sociales, etc.

Es evidente que estamos viviendo una revolución. Los costes han bajado y van a seguir bajando, por lo que esto no va a hacer más que aumentar. Hoy estamos todos conectados, las 24 horas del día, y 7 de cada 10 compradores sabe más de los productos que va a comprar que el vendedor, a la gente ya no le da miedo introducir sus datos bancarios, etc.

El problema es que las empresas y anunciantes son más lentos que los usuarios en asumir los cambios y siguen invirtiendo donde antes estaba la gente. Por ejemplo, en Estados Unidos cuando las personas sólo dedican el 5% a la prensa, los anunciantes dedican el 20% del presupuesto a este medio; en cambio invierten sólo el 4% en el móvil, cuando la gente pasa un 20% frente a este dispositivo.

Lo cierto es que nos hemos vuelto relativamente imprevisibles y las empresas quieren ir sobre seguro. Las personas nos movemos mucho más cohesionadas gracias al conocimiento compartido y al juntos somos mejores, lo que provoca también que seamos menos vulnerables (propio de la cultura 2.0). Esto lo hemos visto en movimientos como el 15M, la Primavera Verde, etc. Los medios de comunicación han pasado de dirigir la opinión a trasladar la opinión, con lo que han perdido mucha parte de su fuerza.

Las marcas necesitan entender la utilidad de las redes sociales y ser capaces de influir a través de ellas (no hay que entenderlo como algo negativo). El futuro de la publicidad necesita cambiar de chip y entender el mundo digital.

Cambios en la comunicación:

  • Comunicación estilo Bolos: Compro espacios de máxima audiencia (por ejemplo en televisión) y lanzo mi mensaje tratando de “tirar” el mayor número de bolos (target) posibles.
  • Comunicación estilo Billar: Comunicación 360. Comunicación integral.
  • Comunicación estilo Pinball: Comunicación donde lanzamos mensajes, pero tratamos de valernos de todas las formas posibles para contactar con nuestra audiencia y tratamos de que sean estos los que reboten los mensajes.

Sin embargo, cuidado con centrarnos únicamente en lo digital. En lo digital sólo podemos centrarnos en dos sentidos: la vista y el oído, mientras que en una tienda podemos centrarnos e interactuar con el usuario con los cinco sentidos y vivir una experiencia mayor.

Para gestionar todo esto hay que tener ideas no campañas, ideas que sean capaces de crear campañas, contenidos y experiencias. Todas las empresas saben lo que quieren decir a sus clientes, pero no saben cómo. Las agencias no saben lo que hay que decir a los clientes, pero saben cómo. Las sinergias son evidentes…

Sin ideas y sin creatividad no hay nada, y debemos ser creativos en todo el proceso.

Como Félix dice mucho más en su conferencia, os invito a escuchar el audio. Seguro que vale la pena, mucho más que leer este post.

Material donde podéis encontrar el audio:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *